Seguidores

martes, 25 de mayo de 2010

Susana

jueves 15 de abril de 2010

Capítulo 1: Susana


Soy Susana, he muerto con 16 años.Nací en El Aiún, cuando todavía era España.

Como sabía que llamaba la atención, lo conté cada vez que me dieron la oportunidad.

He vivido en tantos sitios que ya no recuerdo sus nombres. En algunos ,semanas; en otros, meses; en unos pocos, años

.- Cariño, tengo algo que decirte.

- ¿Ah, sí?.

- Estoy embarazada.

- Pero qué me dices, si Andrés tiene sólo medio año.

- Lo sé, pero creo que estoy embarazada.

- Bueno, es un poco pronto, pero qué alegría, !cuánto te quiero!.

- Lo sé, yo también te quiero mucho.


Y tuvimos una niña preciosa, igualita a su hermano. De pelo negro, piel morena de melocotón, y unos ojos castaños preciosos.

Seguimos viviendo en el Sáhara, por lo menos en este cuartel en medio de la nada mi marido está todas las noches con nosotros y puede disfrutar de mí y de los niños. La situación es muy tensa, no se por cuánto tiempo podremos vivir aquí de manera segura. Mi vida es perfecta, pese a todo: estamos los cuatro juntos y eso es lo que realmente me importa.

Hace ya mucho que vivir en un cuartel es mi vida cotidiana, y ser la esposa del capitán Cruz es suficiente para ser respetada y arropada.



domingo 18 de abril de 2010

Capítulo 2: Verano del 75


Las cosas cada vez se complican más. No sé cuanto tiempo seremos capaces de aguantar la tensión. La tropa empieza a estar nerviosa y las noticias desde Madrid son cada día más confusas. Los altos mandos nos insisten en que todo está controlado, y que aunque la salud del Generalísimo es muy delicada, el gobierno a su cargo le sigue fiel y en su misma línea. El mantenimiento de esta provincia sigue siendo prioritario en la política exterior del país, y las reuniones tanto nacionales como internacionales parecen apoyarnos.

Pero yo desde aquí, a tantos kilómetros y viendo el empeño del rey Hassán II, empiezo a creer que mantener la unidad y el orden de los territorios peninsulares será labor más que suficiente para el gobierno central.

Empiezo a estar cansado de la visión permanente del arena y de los colores en todas las gamas posibles del beis. Mi mujer y mis dos hijos desde Málaga me aseguran que están bien; hace ya meses que se fueron y la verdad es que sólo quiero ir allí con ellos.

Mañana Susana comple cuatro años, espero que el regalo que envié llegue a tiempo.


miércoles 21 de abril de 2010

Capítulo 3: Tía Ana


Aquí estoy haciendo de madre de tres hijos, yo que siempre dije que no tendría ninguno.
He decidido ayudar a mi cuñado con sus hijos, Andrés y Susana son pequeños y se llevan sólo año y medio. Pero es que María tiene tan sólo tres meses.
Ninguno de nosotros superaremos que mi hermana muriera con el bebé en brazos. No parece justo que tuviera que resbalarse por las escaleras; sólo nos consuela que María no sufriera ningún daño.Me preocupa especialmente Susana, es una niña distinta e inquietante. Aún estamos esperando a que reaccione. Tiene una imaginación desbordante y es extrovertida, pero siempre quiere llamar la atención; toda su existencia giraba en hacerse querer por su madre. Cada vez cuenta más mentiras; ha llegado a insinuar que no le hemos dicho la verdad sobre el accidente, y ha creado su propia versión sobre la muerte de su madre, llegando incluso a decir que su muerte no fue un accidente y que su padre y yo teníamos algo que ver en el suceso. Su relación con sus hermanos es distante y hay veces que ni siquiera parece de la familia.Que cada temporada viva en sitios diferentes tampoco ayuda mucho. Cuando llegamos a una ciudad nueva hace esfuerzos por empezar de nuevo, busca a sus amigas entre las compañeras de clase, pero con su personalidad, no acaban de aceptarla. Fuerza tanto las situaciones que las niñas de su edad huyen en vez de aceptarla.He venido para quedarme y tengo la intención de colaborar en lo que pueda. Pero no va a ser tarea fácil.

sábado 24 de abril de 2010

Capitulo 4: Trece años


Lo de mi hermana Susana es mucho. Ahora le ha dado por tontear con los soldados del cuartel, empieza a fumar y a veces bebe de las botellas de papá. Como se enteren la tía o él, no sé qué van a hacer con ella. Todo el día están discutiendo, mientras María y yo miramos lo que pasa.

Parece que en esta ciudad estaremos bastante tiempo, no me disgusta nuestro nuevo colegio y lo mejor es que está justo en frente del cuartel, cruzar una calle y ya está. Mi hermana pequeña parece que se entiende bien con sus compañeras y yo no voy a quejarme del recibimiento, todos estamos esperando a ver qué hace Susana.

- ¿Susana , bonita, quieres otro bocadillo?

- Sí, están muy buenos.

- Pero hija, ¿qué estás haciendo con ellos?, ¿por qué los coges todos a la vez y te los guardas debajo de la mesa?. Cógelos de uno en uno, los que quieras. Si se acaban podemos preparar más.

- Ya pero yo prefiero guardármelos aquí, así sé que tendré suficientes.

- Susana, nadie va a quitártelos. Cómelos tranquila.

Esta niña es rara de verdad, mira que ocurrírsele coger todos y esconderlos debajo del mantel,.. Ya tiene trece años, no creo que sea una actitud muy normal a esa edad.

Insistí a Azucena para que la invitase a su cumpleaños, aunque no son muy amigas. Me da pena la pobre siempre cambiando de residencia, viviendo en un cuartel y sin su madre.

A saber lo que hace su tía con ellos, dicen que está con el padre y que no se preocupa por los niños. Siempre tan pintada, y todo el día en los bares. Pobres niños.

Diré a Azucena que la invite a dormir una noche en nuestra casa, para que al menos vea cómo vive una familia normal.

jueves 29 de abril de 2010

Capítulo 5: Desenlace


A mí ya me da igual todo, he vuelto a tener bronca con mi padre y con mi tía. Ya sé que mis notas no son para celebrar, pero ya les he dicho que no quiero estudiar. Me buscaré un trabajo y me iré de casa. Ésta es la última mudanza que haré con ellos. Estoy hasta las narices de que se metan en mi vida. Ya soy mayorcita y sé lo que quiero.

- Susana, ¿a qué hora vendrás?

- No me esperéis, esta noche volveré tarde.

- Pero, !Susana!. Eres una cría, no puedes pasar la noche fuera.

- Tía, que no me marees. Que Dani da una fiesta en su casa y nos quedamos unos cuantos.

- ¿Pero quién es Dani?

- Joder, pues Dani; un amigo.

- No le conocemos.

- Un compañero de clase.

- Tu padre no está aquí, pero no le parecería ni medio bien que salieras hasta tan tarde.

- Déjame en paz. Ya volveré.

La noche tiene buena pinta, los padres de mi amigo no están en casa y han preparado una fiesta cojonuda. Hay bebidas, porros, algún tiro. Y muchos chicos, nos lo vamos a pasar de la hostia.

No sé bien quién es el amigo de Dani, pero me gusta y me ha propuesto que vayamos a otro sitio, qué coño, por qué no.


Hoy nos ha dicho la profesora de séptimo que Susana, la niña que estudió dos cursos con nosotras ha muerto. Nos hemos quedado de piedra. Al parecer murió quemada en la cama, se debió dormir fumando, y cuando entraron a por ella ya era demasiado tarde.

La recordaré siempre con su sonrisa descarada escondiendo bocadillos debajo del mantel.



No hay comentarios:

Publicar un comentario