Seguidores

jueves, 15 de abril de 2010

Mil gracias

miércoles 25 de noviembre de 2009

Despertaste mi cuerpo cuando dormía, cuando ignoraba incluso que lo tuviera. Despertaste más tarde mi mente cuando dormía, cuando hacía años que yo misma decidiera aletargar para que no confundiera la que era mi vida.
No me quisiste, ni dejaste que te quisiera. ¿Tanto amor tenías?. Sí, me permitiste asomarme a tu existencia, y parte de ella hoy sigue siendo mía.
Esta mujer que ahora soy, es en parte obra tuya. Que sepas que paso muchas noches muy tensas recordando cómo me poseías. Y que seguramente ahora habrá alguien celebrando lo que tú inspiraste, mi alegría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario