Seguidores

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Quiero hacer huelga

No me voy a cabrear, seré positiva y pensaré en las cosas buenas. No me pondré histérica, ni perderé los nervios. No voy a reírme, ni siquiera una leve sonrisa. Voy a poner cara seria y de circunstancias, como si lo peor fuera venir más tarde. No moveré una ceja mientras la cuidadora del comedor me cuenta que mi hijo no ha comido ni un día en el comedor, que no prueba nada y todo le da asco. Los primeros platos le aburren o no le gustan y los segundos se le hacen "bola".
Y no le estiraré de las orejas mientras escucho que eso no es lo peor. Que además es siempre el último a entrar en el comedor de 300 niños de edades entre 3 y 12, cuando el todavía no tiene ni 5. Y que con toda chulería una vez sentado, se levanta y explica que va a lavarse las manos, cuando es requisito indispensable para entrar. No gritaré cuando al lavar su bata descubra una notita en su bolsillo, de su tutora en la que pone que hoy no ha hecho la ficha porque estaba arrugada, y que estaba arrugada porque él la había metido previamente entre dos mesas.
No chillaré al oir a la cuidadora del recreo decir que tras advertirle media docena de veces que no tirara arena a la cara de sus compañeros ha echado a correr para no ser cazado y que corría tanto que entre dos no han podido cogerle y se ha quedado sin castigo.
Mantendré la compostura sobre todo porque si hago lo que tengo pensado, es muy posible que vuelva a la cárcel, con lo que me costó salir por el asunto del piso de mi ex-novio.

6 comentarios:

  1. Vaya, si que tienes motivos sobrados para declarte en huelga jajaja.
    Hay huelgas que son muy necesarias jajaja. Yo me declré en huelga, una de brazos caidos no hace mucho. Cansada de ir detrás de mi hija la reinona recogiendo todo lo que su majestad debaja por ahí tirado. El resultado fué estupendo.A la semana de no recoger,poner lavadoras, planchar ,hacer compras, cocinar...llegué de trabajar una tarde y me encontre la casa como los chorros del oro y la cena preparada jajaja. Que sepa que la reina de la casa soy yo jajaja

    ResponderEliminar
  2. Hagamos huelga pues (no vaya a ser que usted me envíe a la cárcel también)

    Siempre suyo
    Un completo gilipollas

    ResponderEliminar
  3. Es lo que tiene tener tantos trabajos en época de paro, sólo me ofrecen hacer huelga donde no puedo quejarme, por cierto, en el único que tengo remunerado.

    ResponderEliminar
  4. Relax... muuuuuuucho relax y mente fria, Por que de lo contrario y en los tiempos que estamos sin duda acabaras en el trullo ;).

    Mi santa madre y en referencia a lo que me toca, siempre me dice que ya cambiara de actitud que no es tonto, y me consta que tu "problemilla" tampoco lo es.

    salu2 JK

    ResponderEliminar
  5. Jajaja, pequeñajo, ¡menudo trasto!. Te ha salido un rebelde sin causa :-)

    Tranquila Nines, luego crecen...y los problemas crecen con ellos, jajaja (lo siento, es así)

    Sole, yo tengo el mismo problema que tú, las "Andreas" nos han salido muy reinonas. La mía rápido olvida, y lo de dejar todo como los chorros del oro la dura un suspirooooooooo.

    Nines, piensa en cuando te besa y te achucha, y así se te pasan las ganas de matarrrrrr

    ResponderEliminar