Seguidores

lunes, 13 de septiembre de 2010

Landó


La entrada roja de madera, con ribetes dorados te hace sentir que acudes a un local con solera. Muchos años hace que este café se reconvirtió en una sala nocturna, un antro.
La puerta principal da acceso a unas escaleras que conducen a un subterráneo que hoy sanidad no daría de paso de ninguna manera, estrechas , empinadas y con giro. Con una barandilla metálica dorada de barrotes repujados.
El ambiente se va caldeando a medida que las bajas. Primero se respira un aire fresco y limpio, que va enturbiándose hasta convertirse en una niebla densa que apenas deja ver. No deja ver una estancia con el rojo como color predominante. La barra altísima negra y forrada de piel acolchada subraya la pared izquierda. La cristalera de formas geométricas en azules y verdes iluminada en su parte oculta le da una luz especial a la sala. A la derecha unos sofás cómo no, rojos, permiten crear pequeños rincones de tertulia; o de otras cosas. Siempre agradezco el humo denso que no me permite ver con claridad esos sofás. En las paredes hay puntos de luz que provienen de pequeños apliques dorados a juego de los barrotes de la escalera. Y algunos cuadros que confieso no haber mirado jamás. En la pared de la derecha, al fondo se abre un puerta que lleva a otra sala casi en completa oscuridad, que debe ser la antesala del infierno. Se intuye.
En este local nocturno tan recargado y nefasto he pasado muchas de las mejores noches de mi vida, en compañías nada recomendables que sigo frecuentando y dando rienda suelta a vicios inconfesables o no tanto.
Cuando era lo que era y se decía que sólo lo visitaban putas, maricones y gente de ciencias. Pura nostalgia.

5 comentarios:

  1. Sole:
    Y que a gusto se estaba. Las lentes de contacto se me quedaban pegadas del ambiente tan cargado, pero daba igual. Había días que más que tertulias... había unos achuchones más ricos.

    ResponderEliminar
  2. ROSA ARAUZ ha dejado un nuevo comentario en su entrada "Landó":

    Por aquí ando, siguiendote jajajaja.

    MUAAAAAAA

    ResponderEliminar
  3. Máximo Cano ha dejado un nuevo comentario en su entrada "Landó":

    Seguiré leyendote en tu nuevo rincón.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Al final sanidad cerró el local, contra todo pronóstico lo que les molestaba era la escalera, y mira que tenían motivos. La vida es así de curiosa.

    ResponderEliminar
  5. No se me da mal describir ambientes, sobre todo de bares. Van a ser la cantidad de horas que he hecho en ellos, no penséis mal, todavía tengo saldo a favor de horas dentro de la barra.

    ResponderEliminar