Seguidores

martes, 11 de enero de 2011

Privilegios

Ahora que la resaca de las fiestas y de los premios nos indica que ha comenzado una vez más un año. Que quien más quien menos ha especulado qué haría si le hubiera tocado algo de dinero extra, y que supongo que en la mayoría de los casos ha sido que no.
Y yo que soy en el fondo una romántica sigo convencida de que lo importante es tener salud. La salud y tener con quién compartirla. Y eso es tener suerte, y además de suerte nos queda el consuelo de que nuestra actitud ante la vida también tiene que ver en el asunto.
Tener suerte es acostarse en una cama en la que todavía queda el aroma de la persona que te ha amado hace un rato. O ver la sonrisa de los  locos bajitos cuando vas a buscarles al cole. Que un amigo te llame sólo porque sí, porque te quiere y se ha acordado de ti.
Estos privilegios están aquí sin que sorteos entren de por medio. Mi propósito para este año es que en los próximos doce meses no se me olvide lo que ahora tengo tan claro.



4 comentarios:

  1. Pues estoy contigo, salud -también para los seres queridos- y tener a los críos bien, el olor del amado cercano y algunos y selectos amigos que nos recuerden ( e incluso que a veces nos lo digan con palabras o con cartas).

    Seguro que dentro de un año sigues sintiendo lo mismo. Y yo que lo vea.

    un abrazo de tu amiga Á.

    PS-¿me debes carta? -eso de deber es unamanera de hablar ;-)

    ResponderEliminar
  2. Te debo, no se me olvida. Poco a poco vuelvo a la normalidad? no tardarás mucho en saber de mí. De momento un abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  3. Pues sí, Nines, tener todos esos privilegios es ser "muy afortunada".

    Yo no le pido más a la vida...

    ResponderEliminar
  4. Veo que estáis de acuerdo conmigo. También ahora es un privilegio tener trabajo. No puede pedirse más, sería irresponsable.

    ResponderEliminar