Seguidores

domingo, 3 de abril de 2011

La culpa



No suelo ver mucho la televisión. Casi nunca tengo tiempo y si lo tengo, rara vez hay algo de mi gusto. Sin embargo disfruto mucho del cine. Procuro elegir cuidadosamente lo que veo, ya que tengo pocas oportunidades. Me he dejado pasar muchas en los últimos años, muchas que me hubiera gustado conocer.
El cine español me parece tan bueno como el que más. No recuerdo la última vez que fui a un videoclub para alquilar una película y nunca me he bajado ninguna de internet aunque cueste creerlo.
Así que procuro darme una vuelta por "Versión española" para ver con qué me sorprenden.
Anoche pude ver "Un hombre bueno". Buena historia, buen guión y buenas actuaciones.
Pero me gustó especialmente el debate con el director y los actores que hubo después. No terminé de verlo porque el sueño atrasado pesó más que la voluntad.
De lo que vi, me llamó la atención la discusión sobre la culpa. Los invitados explicaron lo que entendían por culpa y como responsabilidad.

Ante un acto que se considera negativo se pueden mantener varias posiciones morales. Se puede ignorar, lo que demostraría una falta aceptación de ningún tipo de valores morales; o defender, en este caso el ideario ético del individuo demostraría una interiorización anómala de las normas comúnmente aceptadas.
Se puede finalmente aceptar el comportamiento negativo como tal, lo que daría paso a dos opciones:
- La defendida por el dogma religioso occidental que lleva implícito el sentimiento de culpa y la posibilidad del perdón externo al individuo. Lo que permitiría la teoría del "borrón y cuenta nueva".
- La opción laica de la aceptación y la responsabilidad. En este caso el individuo arrastra sus consecuencias para siempre sin la connotación masoquista de la culpa y sigue viviendo con sus actos, consciente pero liberado por la aceptación.
Cualquiera de estas dos opciones permite continuar la vida de manera psicológicamente sana.

El caso es que nos encontramos en una sociedad en la que el cambio de paradigmas ha sido muy rápido, cada vez estamos en una sociedad más laica, pero educada en valores morales dogmáticos de una religión católica.
Ésto da paso a individuos que tienen interiorizado el sentimiento de culpa religioso, pero su laicismo les impide aceptar la promesa del perdón. Lo que les hace vivir en un terreno moral inestable y de difícil resolución.







7 comentarios:

  1. También vi anoche la película, la cual me sorprendió muy gratamente por la potencia del tema tratado a pesar de la sencillez. Además esa doble moral se acusaba por el hecho de que sus personajes pertenecían a la facultad de Derecho, donde tenían el prisma de lo que un delito implicaba. La tertulia posterior estuvo soberbia, pude aguantar.
    Llámalo valores, ley, religión, pero sin "reglas" la convivencia no sería posible; otra cosa es la culpa y como sobrevivir a ella.
    Soy un hombre que creo en la gama de grises, pero se abre un intenso debate ¿era un hombre bueno?
    Buenísimo post, que tengas buen Domingo (sin grises) :)

    ResponderEliminar
  2. Un debate sorprendente. Me gustaria conocer tu forma de exponer estos argumentos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Es cierto que el Pensamiento Occidental está excesivamente influenciado por la Religión Católica, y que ésta nos ha impuesto los conceptos de Culpa y Perdón como algo propio. Pero yo creo que son cosas que están implícitas en el Ser Humano y que la Iglesia sólo se ha encargado de canalizarlas.

    La Culpa es a veces necesaria... No deja de ser el principio de la aceptación.

    Y el Perdón es siempre necesario... Al margen de la Religión (Yo soy Ateo), la capacidad de perdonar no sólo nos hace mejores personas, también nos libra de grandes pesadumbres.

    Y el hecho de ser perdonado, ni te cuento... ¿Sabes cuántos pesos de conciencia nos quitamos al ser perdonados?... Vivir bajo el yugo de la Culpa no es nada sano.

    Me ha encantado tu reflexión de hoy... Y me hubiera gustado ver la película, pero es que yo no veo NUNCA la tele... Me la bajaré de Internet ;)

    Un Beso Inocente, Nines.

    ResponderEliminar
  4. Planteas un debate muy interesante, y además estoy totalmente de acuerdo con el último párrafo. No he visto la peli así que tb me la bajaré. Gracias por la recomendación. Un besazo

    ResponderEliminar
  5. Yo también creo en la necesidad del perdón, pero sin intermediarios.Es más difícil a veces perdonarse a uno mismo.

    ResponderEliminar
  6. Como aficionada al cine español y a Versión Española, espero que tuvieras la ocasión de ver "La torre de Suso" con sus 3 nominaciones a los Goya. Los actores soberbios, la trama real, divertida y cruda en ocasiones. Para disfrutar, te la recomiendo.

    ResponderEliminar
  7. Sí, vi la película, que tenía ya ganas y siempre se me escapaba. Me pareció buena y la descripción de los personajeses magistral. La madre con el pote a las gallinas fantástica. El argumento me carga un poco, no me gusta que me digan lo que hacer y menos desde la otra vida, La moralina final me supera un poco.

    ResponderEliminar