Seguidores

lunes, 7 de marzo de 2011

Escuece

Llego a casa y como siempre no hay nada en el frigo; así que pongo la calefacción, dejo las maletas, me armo de valor y decido salir a dar una vuelta de reconocimiento.
Como ya es tarde para salir de compras y tengo hambre, me propongo: ¿porqué no salir de pinchos y tomarme unas cañitas? Me encantan las rabas y los bares del pueblo tienen fama de saber cómo hacerlas.
Nunca salgo de noche sola, pero me digo que no tiene nada de especial, y que al fin y al cabo estamos en una sociedad avanzada, de mujeres emancipadas, con trabajo, dinero y tiempo, para gastar.
Después de ojear las opciones, elijo un bar de pinchos con bastante clientela, pero sin agobios.
Entro y examino a mis colegas clientes.
El borrachín del pueblo pidiendo un "sol y sombra" ante el asombro de un camarero sudamericano que desconoce la fórmula , unos señores de vinos, alguna pareja sentada en las mesas.
Ésto está chupado, me pido unas rabas y una caña, me siento en la mesa y ceno estupendamente.
Por fin un camarero de mediana edad me ve en la barra y se acerca para atenderme.
- Hola, buenas noches, una de rabas y una caña.
- Muy bien, las rabas para llevar, ¿verdad? Puede sentarse en una mesa si quiere mientras espera.
- Eh, sí gracias, para llevar.

6 comentarios:

  1. Escuece, escuece...

    La próxima no te cortes!!!!, no, estoy de pingo y me apetece comerlas aquí :-)

    ResponderEliminar
  2. Máximo, muy buenas, gracias, me las comí en casa viendo la tele.
    Nélida, debí decirlo, pero me faltaron...

    ResponderEliminar
  3. No pasa nada, vuelve, otra de rabas, dos cañas, y firmemente y con orgullo contesta... "No, me las tomo aquí, gracias"

    ResponderEliminar
  4. Para llevar?
    -No, para ponertelas de peineta


    Jajaja Nines , te pasa cada cosa

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Soledad, la respuesta era no, para comerlas aquí yo sola de momento. Sergio, volví pero ya no era lo mismo, estábamos 4 amigas y nos dijeron: las marías aquí por favor; claro que era carnaval, íbamos disfrazadas...

    ResponderEliminar