Seguidores

miércoles, 19 de octubre de 2011

De trato difícil

Somos los dos niños mal criados, consentidos y caprichosos. Fascinantes a primera vista y cansinos con el tiempo. Estamos condenados a bagar de casa en casa. No debieron sacarnos de nuestro hábitat inicial, pero lo hicieron y eso ya no tiene remedio. Ahora nos enfrentamos a encontrar nuestro sitio en el mundo, suponiendo que lo haya. Una nueva familia te pretende, pero no te conocen. Yo sí. Te recibirían con ilusión y con muchas esperanzas, pero tarde o temprano se darán cuenta de que poco hay que hacer con nosotros, estamos ya muy mayores para cambiar nuestras costumbres. La diferencia es que yo tengo capacidad de elección y ahora tengo que decidir por ti. Decidir si una nueva familia con más experiencia será lo mejor, quizá ellos puedan poner remedio a ese carácter tuyo tan fuerte.
Si así decido me quedaré con la amarga sensación de que tiré la toalla antes de tiempo, de haber tomado una decisión impopular y condenable. Pero con la esperanza de que más tiempo y dedicación puedan hacer de ti un individuo más tolerable y social. Te echaré de menos.
Si decido que sigamos juntos, puede que hayamos perdido la oportunidad de que tuvieras una nueva vida, mejor. Y seguiríamos compartiendo esta vida nuestra de locos que no sé siquiera si te gusta. Te echaré de más.
La decisión es mía, y no tengo ni idea de cómo acertar.




7 comentarios:

  1. Sitio en el mundo te aseguro que tienes, decidir compartirlo o no y con quién es fundamentalmente una decisión propia, y si se comparte, pues miel sobre hojuelas.

    ResponderEliminar
  2. Difícil elección... En estos casos hay que dejar el Egoísmo a un lado y pensar en el otro. Después de todo se está decidiendo sobre el Futuro de otra persona.

    Un Beso Indeciso, Nines.

    ResponderEliminar
  3. Uf, que decisión tan complicada. Y no puedo aconsejarte, no me atrevería sin conocerte (aunque hace tiempo que te leo). Un beso, y suerte.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por los comentarios, no hablaba yo de nunguna persona, si no de Jaime, mi loro. En su momento escribí sobre él. Es muy especial y necesita unas atenciones que ahora creo que no recibe. Se ha ofrecido una pareja a cuidarle, con un curriculum de cría de loros y con una dedicación casi exclusiva a hacerlo.
    He decidido que lo intenten, y me da pena, pero creo que va a estar mejor. Así que se muda de nuevo; espero que sea la definitiva, pero si no es así, volverá a mi casa.
    Hace años era legal traer animales de otros países, gran error intentar que un loro pase de vivir en la selva Bolibiana, a un piso en España.

    ResponderEliminar
  5. jajaja, me dejas mucho más tranquilo.
    :)

    ResponderEliminar
  6. No es tan dramático como lo pinté, pero me ha quitado el sueño, y me ha costado mucho decidirme. Espero acertar, con esa intención voy a actuar.

    ResponderEliminar
  7. Ni la breve, un loro! Nunca lo habría imaginado. Seguro que estará bien. Un beso :)

    ResponderEliminar