Seguidores

martes, 22 de febrero de 2011

Desde alta mar


"No quiero barca corazón barquero, quiero ir andando por la mar al puerto. Qué dulce el agua salada con su salitre hecho cielo. No quiero sandalias, no!. Quiero ir descalzo, barquero."

Desde alta mar al puerto hay un largo camino. Pero no querré que nada anestesie mi viaje.
Que cada ola me dé en la cara; que cuando me acerque a la orilla las piedras del acantilado arañen mis pies y sentir los los guijarros de la orilla.
Que la sal y el sol curtan mi rostro.
Que cuando llegue al puerto las huellas de todo lo que haya sentido queden impresas.
Que se note que anduve el trayecto, y que mi imagen y mi alma lo muestren.
Y pueda recordar siempre lo que hice por voluntad propia para llegar a mi destino.

http://www.youtube.com/watch?v=vxqyl_PZ6pQ&feature=player_embedded


sábado, 19 de febrero de 2011

Por si acaso

No escribo por si se me escapa lo que pienso;
por si puede verse lo que siento.
No escribo porque mi mente está llena de mis cosas,
que son sólo mías y no quiero que las sepáis leyendo.
Me quedo con mis secretos, mis amores y mis penas;
cuando las comprenda y las acepte, seguiré escribiendo.

lunes, 14 de febrero de 2011

Tocarse

Deseo fervientemente que seamos capaces de tocarnos, a nosotros mismos y a los demás.
Que los prejuicios que arrastramos por una educación que reniega de nuestra naturaleza humana; esa naturaleza que es animal y mamífera además, puedan ser dejados atrás y superados.
Deseo que seamos capaces de demostrar lo que somos y lo que sentimos, lo que nos define y libera del resto de cosas que nos ocurren también de forma natural y que no son tan buenas.

domingo, 6 de febrero de 2011

El Roni de Aljefrín

Soy el Roni de Aljefrín.
Llevo años intentando ser el más famoso.
Hay escritos sobre mí ni sé los informes, pero como no son graves no pasa nada.
Soy un chulito guay; yo lo de clase pues no, desde que era un crío. Yo creo que debo de ser "dilésico" porque desde que me acuerdo las letras se me hacen palotes todos mezclados y es que no. Los números los veo claros, pero es que no sé qué hacer con ellos. Así que estudié hasta séptimo C. Bueno fui a clase porque estudiar, estudiar no creo que lo haya hecho nunca. Y pues eso que iba a clase a veces, pero los maestros eran muy chungos y mis compas unos gilipollas. Yo prefería salir con los colegas del pueblo. Aquí es que no hay trabajo, mi vieja me buscó alguno, pero había que ir muy pronto y no era lo mío. Luego me dieron una ayuda, vaya mierda, 400 euros y claro no me da pa nada. Que si las tías, las copas, las pastis y eso. Con los colegas he dao algún palo, pero va, casi nada unos coches pa flipar un poco el finde y algún piso que estaba poco vigiliao.
El último palo se lo hemos dao a un coche chungo, un "Escor" verde, pero estaba con el depósito lleno y era fácil; qué risas hemos hechos hecho por la plaza quemando rueda, jo, le hemos dao a otro que estaba aparcao y nos han visto. El Juanjo sa dao cuenta y hemos salido tumbando aguja, qué bueno. Que pin que pan, hemos pillao un conejo y lo hemos cogido pa cocinarlo, qué risas. Al final hemos dejao el coche en un centro comercial. Está destrozao, pero el finde ha sido guapo, guapo.

martes, 1 de febrero de 2011

Muchos, demasiados

- !Uy!, qué coña, otra vez llaman al timbre.
- Siiiiii, ¿qué quieren?
- !Ah!, que es arriba ahora.
- Siempre lo mismo, soy la única que abre la puerta.
- Vaya vecinos, qué asco de gente.
- ¿Porqué me llama abajo si luego no contesta?
- ¿No ve que estoy impedida?¿Porqué llama?
- Es que tengo 90 años ¿sabe? Y no me encuentro muy bien. 90 años son muchos, ¿sabe usted, qué le parece?
- Y claro estoy impedida. Vivo sola, y me cuesta bajar las escaleras.
- Oiga, no se marche que estoy hablando yo.
- Pero, ¿ya ha terminado? ¿qué rápido, no?
- ¿Se marcha?. Pues no tengo un buen día, estoy, pues eso. Es que soy muy mayor.

- No se ha oído contestar a nadie.
- Me ha abierto el del tercero.
- Siento haberla molestado, será un minuto.
- Me parecen muchos, digo que me parecen muchos.
- Señora, es que tengo prisa.
- Buenas tardes.

Para sus 90 años, su paso era airoso, su lengua rápida, y era poseedora de una mala leche digna de estudio. Yo el único impedimento que le encuentro es la falta de educación y de alegría.
Joder con la abuela, qué bronca y encima no me dejaba irme. Que algunos trabajamos y yo no soy de asuntos sociales.