Seguidores

domingo, 18 de septiembre de 2011

Cuarentona

No soy dada a las grandes celebraciones, salvo mi boda, no he celebrado con gran entusiasmo casi nada.
Hoy cumplo 40, y sí lo he celebrado, no con grandes fiestas, sino celebrar alegrándose.
Por una vez en muchos años estaba esperando con impaciencia este día.
¿Crisis de los cuarenta? Pues no.
Estoy en una edad estupenda en lo que seguramente es la mejor parte de mi vida, siempre quise ser mayor y dirigir mi camino; en la medida de lo posible ahora soy más dueña y consciente.
Lo celebro con vosotros.

miércoles, 14 de septiembre de 2011

No debe de ser cierto

No debe  de ser cierto, no hay crisis como dicen, o  nos importa una mierda.
Las cifras del paro, la falta generalizada de pagos, las colas en Cáritas de contínuas caras nuevas en los comedores sociales; no afectan como debieran a los que todavía cobramos. Ni solidaridad, ni leches.
La Junta de Castilla- León y su rama de educación siguen cobrando fijo. No pagan lo que deben a los Ayuntamientos pero se sigue cobrando puntualmente.
La plena cuesta de Septiembre, que para muchas familias deja en ridículo a la de Enero no ha afectado en absoluto a las costumbres del sistema educativo público.
Todos gastábamos más en Navidades que en otras épocas y en las casas se celebraba la Navidad por todo lo alto. En muchas la próxima será diferente. No habrá bogavantes, ni cordero, ni percebes, y los Reyes Magos no serán tan espléndidos como acostumbraban. Pero  las familias podrán elegir comer otras cosas y consumir menos. Se podrá elegir.
En Septiembre no hay elección posible. Cada niño escolarizado pasará por el aro y comprará los libros y material exigido, no sé todavía muy bien cómo.
Los libros programados por el Gobierno Regional para un curso de primaria superan los 200 euros de media; no podrán reutilizarse otros años porque por orden de los profesores se escribe en ellos y no se pueden borrar las soluciones. Si un alumno repite curso, tiene que comprar libros nuevos y si su hermano tuvo los mismos el curso pasado tampoco podrán volverse a utilizar.
Hasta aquí es indignante; pero no acaba aquí la cosa.
Los alumnos traen a casa una lista de material obligatorio y necesario para el seguimiento del curso y en eso todavía han llegado más lejos.
La lista de material tiene nombre y apellidos.
Los cuadernos, Uniguerrero pequeños de 50 hojas de doble pauta de 2,5 de color verde; las pinturas de cera Manley, las gomas de Milán cuadradas, 500 folios Din A4 no reciclados de 80 gr, el lapicero Stadler Noris nº2, rotuladores Carioca, mochilas de tela sin ruedas...
¿Pero ésto qué coño es?
Nada de marcas blancas, ni lápices de propaganda de la caja de turno, la mochila del año pasado con ruedas no vale este año. ¿Un alumno de 8 años escribirá 500 folios?
Me sorprenderá que todos los alumnos gasten además de los libros, otros 50 euros o más de material. ¿Podrán pagarlo todas las familias? ¿Querremos pagarlo todas las familias?
Ni lo han pensado, o les importa una mierda.
Yo alucino.




domingo, 11 de septiembre de 2011

Mano a mano


Rechiflado en mi tristeza, te evoco y veo que has sido

en mi pobre vida paria sólo una buena mujer.
Tu presencia de bacana puso calor en mi nido,
fuiste buena, consecuente, y yo sé que me has querido
como no quisiste a nadie, como no podrás querer.

Se dio el juego de remanye cuando vos, pobre percanta,
gambeteabas la pobreza en la casa de pensión.
Hoy sos toda una bacana, la vida te ríe y canta,
Ios morlacos del otario los jugás a la marchanta
como juega el gato maula con el mísero ratón.


Hoy tenés el mate lleno de infelices ilusiones,
te engrupieron los otarios, las amigas y el gavión;
la milonga, entre magnates, con sus locas tentaciones,
donde triunfan y claudican milongueras pretensiones,
se te ha entrado muy adentro en tu pobre corazón.

Nada debo agradecerte, mano a mano hemos quedado;
no me importa lo que has hecho, lo que hacés ni lo que harás...
Los favores recibidos creo habértelos pagado
y, si alguna deuda chica sin querer se me ha olvidado,
en la cuenta del otario que tenés se la cargás.


Mientras tanto, que tus triunfos, pobres triunfos pasajeros,
sean una larga fila de riquezas y placer;
que el bacán que te acamala tenga pesos duraderos,
que te abrás de las paradas con cafishos milongueros
y que digan los muchachos: Es una buena mujer.

Y mañana, cuando seas descolado mueble viejo
y no tengas esperanzas en tu pobre corazón,
si precisás una ayuda, si te hace falta un consejo,
acordate de este amigo que ha de jugarse el pellejo
pa'ayudarte en lo que pueda cuando llegue la ocasión.

viernes, 2 de septiembre de 2011

Siempre hay alguien que se quiere

                            

Cuando la distancia se mide en tiempo, y el presente llega tan tarde que ya es pasado.

Cuando el futuro acaba de escribirse, siempre hay alguien que se quiere.